El lujo y lo exclusivo. Pensamiento #1

Andaba hoy dando vueltas en torno a la idea del lujo y lo exclusivo: si son lo mismo o más bien son conceptos diferentes o incluso antagónicos.

Qué sea el lujo es desde luego algo que va evolucionando y hoy en todos los medios podemos leer ya de una forma muy generalizada que el concepto del lujo ha cambiado: no está de moda alojarse en la suite presidencial de un hotel. Hoy queremos disfrutar del lujo de una forma diferente.

En realidad, lo que verdaderamente me interesa de todo esto es justo este punto: La experiencia del lujo, o más bien, la expectativa del lujo. Qué sea esoExperiencia Massclusiva que nos hace desear adquirir un objeto lujoso o vivir un momento de lujo, por qué valoramos que algo sea un lujo. Cómo percibimos algo para llamarlo “lujoso”, y si esa cosa o experiencia es o no exclusiva. Y más aún: si para ser de lujo, un producto ha de ser exclusivo, o bien lo lujoso no tiene necesariamente que ser exclusivo.

Reflexionando sobre el tema, que me parece desde luego fundamental en nuestra sociedad actual, me topé hoy con un concepto que me dejó completamente desorientado: hoy leía en un medio digital sobre una franquicia que se quiere situar en el ámbito de lo massclusivo.

El término me ha parecido sencillamente apoteósico, no soy capaz de pensar en un adjetivo más adecuado. ¿Qué nos está vendiendo el “palabro”? Justamente, nos abre una rendija para explicar la relación que hay entre lujo y exclusivo, nos da una clave vital para entender cómo se retroalimentan ambos conceptos.

La dichosa franquicia se dedica a la hamburguesa. Pero, eso sí, a la hamburguesa de calidad. A la hamburguesa de moda, a la “guays”. En definitiva, lo que nos está ofreciendo es un híbrido, un producto para consumo de masas (no hay mejor icono del fast food que una hamburguesa), pero a la vez elevado a una posición superior, que nos permita “sentirnos” diferentes (y de paso superiores, no?) de ahí que si tomamos esta hamburguesa, podamos considerarnos “exclusivos”

No me parece mal sentirse exclusivo por 12,90 €… otra cosa es si esta experiencia nos hace también sentir que tenemos algo “de lujo” entre las manos, o sólo nos estamos poniendo perdidos de ketchup…

¿A ti qué te parece? ¿Cuándo has vivido una experiencia de lujo? ¿Te sientes o has sentido exclusivo alguna vez?

Anuncios